El arte de la etiqueta

in EN BODEGA/NEWS by

El pasado mes de mayo, la revista Mi Vino publicó un artículo sobre las etiquetas de las botellas de vino. En él hablaba del origen de la primera etiqueta de vino datada de 1532 A.C. Una etiqueta donde se hacía referencia a la zona de cultivo, a la fecha de vendimia y al enólogo responsable de ese caldo.

Desde entonces, las etiquetas de vino han evolucionado notablemente, pasando a convertirse en la carta de presentación del vino que representan. Actualmente, cada etiqueta es un mundo. Podemos encontrar fotografías como las de las botellas de la bodega Matsu, perdernos por el mapa ilustrado de la bodega Santiago Ruiz o quedarnos sin habla ante la impactante tipografía de las bodegas HABLA.

Cada bodega trata de condensar toda su esencia en ese pequeño rectángulo, trata de contarnos la historia del verdadero protagonista que no es otro que el vino que se esconde detrás.

¿Qué historia encierra la etiqueta de ASTOBIZA?

La etiqueta de Astobiza fue elaborada por la agencia de publicidad LALUCA. Con Jokin Tototika en cabeza se lanzaron a plasmar el espíritu de ASTOBIZA en un trozo de papel.

Para ello, visitaron previamente la bodega y lo que más les sorprendió fue que en Astobiza predomina el factor artesano y manual. A pesar de contar con la tecnología más innovadora, Astobiza realiza muchos trabajos de forma manual, por ejemplo la vendimia, la selección de uva o el cuidado del campo.

Por ello Jokin y su equipo decidieron prescindir de los ordenadores y realizar la etiqueta como se hacen los trabajos en bodega, con sus propias manos. Dibujar, pintar, cortar, colorear,… convirtieron la agencia en un taller. Después de numerosas pruebas, composiciones y dibujos, dieron con el diseño final.

Un diseño que plasma a la perfección lo que encarna ASTOBIZA. Una bodega con una uva que se da exclusivamente en este punto del planeta, que cuida y mima de sus viñedos y que ha sido capaz de realiza un vino mundialmente único.

Un vino que hoy triunfa en más de 23 países.

“Volvimos a sentirnos todos más artistas que diseñadores y hay que decir que es un auténtico placer dibujar, pintar, recortar...” Jokin Totorika

Deja un comentario

Your email address will not be published.

*